• Estándar: son las ratas comunes, sin ninguna mutación. Sus orejas se encuentran colocadas en la parte superior de su cabeza y su cola es larga y fina.

  • Dumbo: estas ratas tienen las orejas redondeadas y colocadas más abajo que las ratas estándar, quedando éstas a cada lado de la cabeza. Pueden ser más corpulentas que las ratas estándar.
Vía
  • Manx: estas ratas nacen sin cola o con un trocito de ésta. Pueden ser más pequeñas que las estándar y tener cuerpos más cortos que las harán más redondeadas. Sus patas traseras suelen ser más largas que las delanteras, lo que les da un aspecto más de conejo. Estas ratas necesitan de más cuidados que las ratas con cola, ya que les falta el órgano que regula su temperatura corporal y su equilibrio. Los bebés manx pueden nacer con deformidades de columna o disfunción de los intestinos.

Vía

Variedades de pelaje

Anuncios