En cuanto a los tipos de alojamiento que podemos darles a las ratas, nos encontramos con los acuarios, las jaulas de barrotes y las jaulas hechas a mano.

ACUARIOS

  • PROS
    • Nos permiten observar mejor a nuestras ratas.
    • Impiden que caiga al suelo comida o sustrato.
    • Aíslan del ruido que puedan hacer las ratas por la noche.
    • Las ratas no están expuestas a corrientes de aire.
    • No tiene barrotes en los que puedan hacerse daño en las patas o la cola.
    • Son buenas para contener a las crías de una camada ya que no pueden escaparse a través de los barrotes.
  • CONTRAS
    • Tienen muy mala ventilación por lo que deberán limpiarse TODOS los días para evitar que los gases tóxicos producidos por la orina afecten al aparato respiratorio de nuestras ratas.
    • Sólo tienen un piso, por lo que se limita mucho la superficie por la que pueden caminar las ratas.
    • No es nada fácil colocar bebederos o accesorios como hamacas, tubos colgantes, etc.
    • No permiten que las ratas trepen al tener las paredes lisas.
    • Son bastante caros y difíciles de transportar y limpiar.

Por todo esto NO RECOMENDAMOS LOS ACUARIOS como alojamiento fijo de las ratas, aunque sí pueden ser usados para mantener a una hembra con sus crías o para realizar la cuarentena de ratas enfermas o recién llegadas.

Si aún con todo sigues pensando en alojar a tus ratas en un acuario, debes tener en cuenta las siguientes consideraciones:

  • Compra un acuario largo y ancho ya que la altura poco importa al no poder trepar las ratas.
  • Deberás comprar o hacer una tapa de malla metálica adecuada al acuario para cubrir la parte de arriba.
  • NUNCA tapes el acuario con una tapa sólida con fluorescentes (típica de acuario) o asfixiarás a tus ratas.
  • Ten cuidado si tienes gato pues es probable que intente tumbarse encima de la tapa de malla y acabe cayendo dentro del acuario.
  • Si el acuario es lo bastante grande puedes crear pisos colocando dentro bandejas, cajas de plástico, etc.

JAULAS DE BARROTES

  • PROS
    • Tienen una mayor ventilación, evitando así problemas respiratorios en las ratas.
    • Al ser de barrotes las ratas pueden escalar cuanto quieran.
    • Suelen tener más de un piso, aumentando así la superficie por la que pueden caminar las ratas.
    • Es más fácil colocar bebederos y accesorios.
    • Son más fáciles de mover y más baratas que los acuarios.
  • CONTRAS
    • Al ser de barrotes, las ratas quedan expuestas a las corrientes de aire.
    • Si una hembra pare y los barrotes no tienen una separación adecuada, las crías pueden escapar.
    • Es muy probable que algo de comida o sustrato caiga al suelo.
    • Si los pisos son de rejilla deberá cubrirse para que las ratas no puedan hacerse daño en las patas.

Si estás pensando en comprar una jaula de barrotes (buena idea por tu parte), ten en cuenta las siguientes consideraciones:

  • Los barrotes de la jaula deben estar recubiertos de material no tóxico si es mordido por las ratas. Además, procura que los barrotes no sean de alambre galvanizado liso (sin recubrir) ya que el zinc que contienen es tóxico para las ratas si lo mordisquean.
  • La separación entre barrotes debe ser de 1’5 cm para ratas jóvenes y hembras y de 2 cm para machos adultos. Si la separación fuera mayor se debería forrar la jaula con malla metálica para evitar fugas.
  • Es conveniente que las puertas den acceso a toda la jaula para limpiar con mayor comodidad.
  • Debemos procurar que los barrotes sean horizontales para que las ratas puedan trepar.
  • Como hemos dicho, si la jaula tiene los pisos de rejilla, deberemos cubrirlos con madera o plástico para que las ratas no se lastimen las patas.

JAULAS HECHAS A MANO

Estas jaulas son una buena opción si tenemos el tiempo, el dinero y la habilidad necesarias para construirlas. Con una jaula hecha a mano seremos el propio arquitecto y la podremos hacer acorde a la decoración de la habitación donde estará colocada y con la distribución que más nos  guste (teniendo siempre en cuenta las medidas mínimas, que veremos en el apartado siguiente, El tamaño de la jaula).

Si la jaula la construimos con piezas de madera deberemos darle varias capas de barniz no tóxico para evitar que absorba la orina o cubrir esas partes con papel plástico adhesivo.

___________________________________________________________________________

Sea cual sea el alojamiento elegido para nuestras ratas, siempre tendremos en cuenta la máxima de “Cuanto más grande, mejor”. Cuanto más grande sea la jaula, más podrán moverse y menores serán los conflictos en la convivencia (aunque luego acaben durmiendo todas juntas en un rinconcito de la jaula).

¿Tu qué preferirías, vivir en una habitación del tamaño de tu cuarto de baño o en una casa entera? Pues las ratas también prefieren la casa entera.