A continuación trataremos de describir algunos de los comportamientos más comunes de las ratas, organizados por categorías:

  • Signos de alegría
    • Rechinar de dientes: cuando se sienten contentas, las ratas rechinan los dientes.
    • Ojos saltones: cuando las ratas rechinan los dientes muy fuerte, los ojos saltan y parece que se les vayan a salir de las órbitas. Si ves esto, es que tu rata es verdaderamente feliz.
    • Movimientos de cola: las ratas mueven la cola mientras juegan con otras ratas. Es señal de excitación.
    • Saltos: las ratas al jugar se excitan y saltan y corren adelante y atrás.
    • Peeping: es un ruidito que las ratas hacen, normalmente cuando están siendo acicaladas por otras ratas.
    • Juego-pelea: a las ratas les encanta jugar, y jugar a pelearse es su forma favorita de pasárselo bien.
  • Signos de miedo/dolor:
    • Chillidos de longitud media, fuertes y agudos: si se oye un ruido así es buena idea comprobar si ha pasado algo; puede ser que la rata se haya asustado, pero también podría estar herida.
    • Chillidos largos, muy fuertes y agudos: si oyes un sonido así es posible que tu rata se haya quedado atrapada en algo o esté siendo atacada por otra rata.
    • Costados contraídos: parece que a la rata le estén apretando la barriga. Los costados están hacia dentro y el hueso de la cadera se nota mucho. Este es un signo seguro de dolor. Lleva a tu rata al veterinario inmediatamente si observas este signo.
    • Pelo erizado: cuando las ratas se sienten mal, a menudo erizan el pelo.
    • Petrificación: la rata parece una estatua. Lo hacen cuando se asustan por algo que ni ven ni huelen, y no están seguras de qué hacer.
  • Signos de molestia:
    • Chillidos largos, de tono bajo, como un gimoteo: este es un sonido de molestia o desagrado. A menudo se oye cuando una rata intenta robarle comida a otra o cuando le acicalan agresivamente.
    • Chillidos rápidos, sólidos, agudos y de tono bajo: este es un sonido de molestia grave. Si tu rata hace esto mientras la estas manipulando es un buen indicador de que no le gusta lo que le estás haciendo.
    • Mordiscos fantasma: cuando hacemos caso omiso de sus chillidos de desagrado mientras manipulamos a la rata, ésta empezará a dar mordiscos al aire. Es una señal para que pares de hacer lo que sea que le estás haciendo.
    • Empujar: las ratas empujan a otras ratas que las están molestando. Incluso pueden hacértelo a ti si le molestas.
  • Signos de ira (estas son señales de que tu rata está a punto de ponerse a luchar. Por lo general estos comportamientos se ven cuando una nueva rata es introducida en el grupo. Si ves que una rata muestra alguno de estos comportamientos hacia una rata nueva, separalas inmediatamente y comienza de nuevo el proceso de socialización):
    • Castañetear de dientes: es un sonido más fuerte e intenso que el rechinar de dientes. Este sonido lo hacen cuando están muy enfadadas.
    • Silbidos: las ratas silban cuando están muy enfadadas y preparadas para atacar.
    • Golpes con la cola: es una señal de ira o enojo.
    • Enseñar los dientes: la rata enseña completamente sus dientes inferiores. Este es un signo de ira extrema y a menudo es seguido de un ataque o un mordisco.
    • Pelo erizado: la rata erizará su pelo cuando esté lista para atacar.
    • Arqueamiento de espalda: las ratas arquean su espalda para parecer más grandes frente a un oponente. Cuando se combina con los pelos erizados, es un signo seguro de ira.
    • Combates: la lucha real es muy diferente al juego-lucha. La lucha real es explosiva: dos ratas hechas una bola, gritando y rodando, mordiéndose una a la otra. Una lucha real es muy peligrosa y por lo general pueden haber heridas e incluso muertes.
  • Signos de dominancia (los siguientes comportamientos son comunes y aparecen en la vida cotidiana de nuestras ratas. Las ratas ponen a prueba constantemente su posición dominante dentro del grupo. Todos estos comportamientos son normales, por lo que no hay que preocuparse siempre que no se muestren junto a signos de ira):
    • Pasar por debajo: una rata se arrastra por debajo de otra y se queda inmóvil durante un corto periodo de tiempo para mostrar su sumisión.
    • Pasar por encima: una rata pasa por encima de otra, normalmente para marcarla con orina.
    • Subirse encima: para mostrar dominancia una rata se queda quieta apoyándose sobre el lomo de otra.
    • Boca arriba: a veces las ratas se ponen boca arriba mostrando su barriga a otra rata que la molesta. Así protege su cuello y sus flancos de posibles mordiscos y muestra su sumisión.
    • Nose-off: dos ratas se quedan quietas mirándose la una a la otra, con las cuatro patas en el suelo. Normalmente este comportamiento precede al boxeo.
    • Sidling: la rata arquea su espalda y anda de lado, normalmente presionando, a otra rata para demostrar su dominancia.
    • Patadas: durante las luchas de dominancia y las luchas-juego, las ratas dan patadas con las patas traseras a otras ratas e incluso, intentarán agarrar a su oponente para derribarlo y ponerlo boca arriba.
    • Boxeo: es un movimiento defensivo para evitar que el oponente llegue a la nuca o al cuello . Las ratas se mantendrán de pie con las patas traseras y se empujarán con las delanteras.
    • Lucha: cuando luchan parece más fuerte de lo que es. Las ratas luchan para establecer su dominio sobre otros o simplemente para divertirse.
    • Mantener en el suelo: el objetivo de las luchas de dominancia es lograr mantener al oponente en el suelo, boca arriba.
    • Acicalamiento agresivo: las ratas que en la lucha de dominancia son mantenidas en el suelo, a menudo son acicaladas agresivamente por su oponente.
    • Montas: las ratas del mismo sexo a veces montan a otras como signo de dominancia.
  • Signos de marcaje:
    • Frotar el cuerpo contra objetos: para reclamar los objetos como suyos, las ratas frotan su cuerpo contra los objetos.
    • Frotar sus patas contra objetos: otra forma de reclamar los objetos como suyos es frotando sus patas en estos.
    • Marcar con orina: esta es la forma tradicional de marcaje de las ratas. Para sentirse cómodas en su territorio hacen que todo tenga su mismo olor, marcando con orina.
  • Signos de excitación sexual:
    • Hembra en celo: las hembras entran en celo cada 4 días. Cuando están en celo, la vagina se hincha y se vuelve de color púrpura-rojizo. Cuando esto ocurre quiere decir que está preparada para aparearse.
    • Postura de apareamiento de la hembra: es una especie de arqueamiento de la espalda pero al revés. La cabeza y el extremo posterior se arquean hacia arriba, quedando la barriga en contacto con el suelo.
  • Varios:
    • Olisquear el trasero: igual que los perros, las ratas olisquean el trasero de otras ratas para reconocerlas.
    • Acicalamiento: las ratas se acicalan constantemente para mantenerse limpias. Se acicalan mordisqueando y lamiendo la piel.
    • “Peluquerías”: las ratas se acicalan a menudo tan obsesivamente que pueden hacerse calvas. Se lo pueden hacer a ellas mismas o a compañeros de jaula. Este puede ser un signo de aburrimiento o, en algunos casos, de la presencia de ácaros. A veces, las madres pueden hacerlo en sus barrigas para utilizar el pelo para el nido.
    • Olisqueo: las ratas olisquean constantemente el ambiente para tener una imagen más clara de lo que hay en su entorno.
    • Arrastar: algunas ratas utilizan su boca para agarrar a otra rata, arrastrándola. Esto puede deberse a que buscan alguien con quien jugar o al instinto de las madres de llevar las crías al nido.
    • Almacenar: a las ratas les gusta esconder y almacenar comida. Si les ofreces comida y no se la van a comer, la esconderán para hacerlo luego.
    • Balanceo de cabeza: las ratas no tienen una buena visión, así que balancearán la cabeza para intentar ver mejor.
    • Construir nidos: a las ratas le ambos sexos les encanta hacer nidos para dormir y los harán en cualquier lugar de la jaula y con cualquier material.
    • Robos: las ratas son ladronas por naturaleza y lo harán en cuanto tengan ocasión. También lo harán con otras ratas, por eso cuando le demos comida a una rata, irá corriendo a esconderse para comérselo.
    • Mover la cola como un helicóptero: si la rata no tiene un buen apoyo moverá su cola como un helicóptero para buscar estabilidad. Si ves esto, es mejor que le proporciones un buen apoyo.