El objetivo principal del sentido del gusto de las ratas es realizar un control de calidad de los alimentos. La comprobación de la calidad de los alimentos es muy importante para las ratas ya que son omnívoras (capaces de comer muchos tipos diferentes de alimentos), y algunos de estos alimentos pueden ser tóxicos o insalubres para ellas. Viviendo en la naturaleza no tienen garantizado un suministro constante de alimentos, por lo que deben ir probando lo que encuentran y esto es peligroso. Es importante que la rata sea capaz de distinguir los alimentos buenos de los que no lo son y recordar el resultado.

¿CÓMO FUNCIONA EL SENTIDO DEL GUSTO?

Cuando una rata se lleva algo a la boca, pequeños productos químicos se disuelven en la saliva. Estos químicos disueltos estimulan los receptores del gusto que se encuentran en las células sensibles al sabor de la boca. Entre 30 y 100 de estas células se organizan en las llamadas papilas gustativas. Las papilas gustativas se encuentran en toda la boca (lengua, faringe, paladar, epíglotis y entrada de la faringe) y contienen neuronas que distinguen cinco sabores básicos:

  • Salado
  • Ácido
  • Dulce
  • Amargo
  • Umami (aminoácidos como el glutamato, el aspartato y el glutamato monosódico)

¿A DÓNDE VIAJAN LOS MENSAJES GUSTATIVOS?

Cada célula receptora del gusto está conectada, a través de una sinapsis, a una neurona sensorial. Cada neurona sensorial está conectada a varias células del gusto, y cada neurona sensorial responde mejor a una de las cinco sensaciones.

Los mensajes del gusto viajan hacia la médula. Desde allí la información es transmitida a la corteza gustativa para la percepción consciente del gusto (que se encuentra justo debajo de la corteza somatosensorial) y al hipotálamo, la amígdala y la ínsula, que son responsables de las respuestas conductuales tales como la aversión, las secreciones estomacales y la conducta alimentaria.

EL GUSTO Y EL COMPORTAMIENTO

El gusto y el comportamiento alimenticio interactuan, lo que permite a la rata elegir alimentos seguros, evitar los nocivos y cumplir las necesidades dietéticas:

Formación de las preferencias de los alimentos

Las ratas recién nacidas captan el gusto de la alimentación de la madre a través de su leche, y prefieren alimentos que ésta comía al hacerse adultos.

Aversión por el sabor

Es un tipo de aprendizaje asociativo por el que las ratas reaccionan negativamente al sabor de un alimento que anteriormente les hizo daño. Este tipo de aversión gustativa tiene una función adaptativa obvia: un alimento que hace que una rata enferme puede ser venenoso y debe evitarse en el futuro.

Cubriendo necesidades alimentarias

Una rata carente de algún nutriente aprende qué sabor tienen los alimentos que pueden proporcionarle ese nutriente, y prefiere ese sabor hasta que su necesidad nutritiva se satisface.

Sensación de llenado

Cuando una rata sana se sacia, ya no le atrae ningún sabor.

Anuncios