Las ratas necesitan salir de su jaula todos los días por lo menos una hora, para que jueguen, investiguen y socialicen con nosotros.

Para ello, estableceremos un área de juegos segura para ellas. El área de juegos puede ser una mesa grande, un sofá, un sillón, la cama de uno mismo, un parque hecho con cartones (bajo supervisión constante), un pasillo cerrado con juguetes, incluso, si tienes sitio suficiente, puedes crear una habitación para ellas solas.

Sea cual sea su área de juegos, deben tener suficientes accesorios, juguetes y escondites para que no se aburran e investiguen. No hace falta gastarse mucho dinero con los juguetes: tubos de plástico, cajas de cartón con agujeros, pelotas o calcetines viejos rellenos con comida, etc. Imaginación al poder. También es conveniente que tengan algo de comida y agua a su alcance o la jaula abierta por si quieren meterse a comer o beber.

Para que este lugar de juegos sea suficientemente seguro deberemos retirar cualquier cosa que pueda ser roída por las ratas (cables, mandos de televisión…), plantas tóxicas para ellas, cualquier cosa que puedan romper y no queramos ver roto (ropa, libros…), etc.

Buscando un buen veterinario