Si respondemos afirmativamente a todas o a la gran mayoría de estas preguntas, es que estamos preparados para tener ratas como mascota.

  • A nadie en mi casa le dan asco o miedo las ratas.
  • Si vivo de alquiler, el dueño me permite tener animales enjaulados.
  • Nadie en mi casa es alérgico a las ratas.
  • Puedo mantener a las ratas en un ambiente seguro y saludable, en el interior y con la temperatura adecuada.
  • Me gusta la apariencia general y la personalidad de las ratas.
  • Si hay niños en casa, pueden mantenerse alejados de las ratas cuando no estén supervisados.
  • Si hay otros animales en casa, pueden mantenerse alejados de las ratas cuando no estén supervisados.
  • Tengo espacio suficiente en casa para una jaula del tamaño adecuado.
  • Puedo pagar por una buena jaula y sus accesorios.
  • Puedo conseguir una alimentación de calidad y un sustrato adecuado para las ratas.
  • Estoy dispuesto y puedo hacer frente a gastos inesperados (cirugía veterinaria, por ejemplo).
  • Conozco un buen veterinario de exóticos.
  • Tengo en mente adoptar por lo menos dos ratas del mismo sexo.
  • Tengo el tiempo y las ganas necesarias para mantener la jaula en buenas condiciones higiénicas (limpieza cada 2 días aproximadamente).
  • No me importa (ni a las personas de mi casa) el olor que las ratas puedan llegar a producir.
  • Puedo dedicar al menos una hora al día para jugar con las ratas.
  • Alguien puede quedarse a su cargo durante mis vacaciones.
  • Estoy dispuesto a cuidarlas durante toda su vida (hasta 4 años).
  • Estoy emocionalmente preparado para aceptar la corta vida de una rata.
Anuncios