A los que nos gustan las ratas como animal de compañía no nos da ningún reparo verlas, acariciarlas, olerlas, besarlas…, pero a la mayoría de la gente las ratas les dan asco o miedo.

Este asco/miedo está muy arraigado en la cultura del ser humano, ya que las ratas viven en lugares sucios como las alcantarillas y transmiten enfermedades como tifus, peste bubónica, leptospirosis, rabia, cólera, triquinosis, hantavirus, entre otras.

Por ello, antes de comprar/adoptar una rata, debemos hacernos una primera pregunta muy importante: ¿Puedo tener una rata? Cuando tengamos una respuesta afirmativa a esta pregunta, nos realizaremos las preguntas que todas las personas deberían hacerse antes de tener un animal y tener en cuenta una serie de consideraciones:

¿Puedo correr con sus gastos?

Un lugar para la jaula

El área de juegos

Buscando un buen veterinario

¿Macho o hembra?

¿Comprar o adoptar?

Eligiendo nuestras ratas

Para estar seguros de que estamos preparados para tener una rata, podéis hacer un breve cuestionario, que nos dirá si estamos capacitados o no (o qué debemos cambiar) para tener una rata como mascota.

Anuncios