En la alimentación de las ratas hay varios alimentos que son controvertidos por varias razones. Aquí expondremos información encontrada sobre estos alimentos, aunque la decisión de dárselo o no a vuestras ratas siempre queda en vosotros.

a

CEBOLLAS

La toxicidad de las cebollas se atribuye al n-porpil-disulfuro y a los sulfóxidos de la S-metilcisteina y S-propenilcisteina, sustancias que pueden causar hemólisis intravascular.

El n-propil-disulfuro causa anemia por corpúsculos de Heinz en ganado vacuno, ovejas, caballos, perros y gatos.

Los corpúsculos de Heinz son masas de hemoglobina precipitada que resultan de la oxidación de la molécula de la globina. Estos corpúsculos alteran la flexibilidad y deformabilidad celular de los glóbulos rojos provocando la fragmentación de los mismos. Esta fragmentación de los glóbulos rojos produce una reducción de los mismos en la circulación sanguínea (anemia).

No hemos podido encontrar información ninguna que corrobore que este compuesto de la cebolla produce anemia, ictericia y orina con sangre en las ratas. Por ello, y como siempre es mejor prevenir que curar, aconsejamos no dar cebolla a nuestras ratas

a

CÍTRICOS (NARANJA, MANDARINA, POMELO…)


La principal cuestión (y más conocida en España) para no darles naranja o cualquier otro cítrico a las ratas es que tiene vitamina C y las ratas sintetizan su propia vitamina C.

Sobre esta cuestión tenemos que tener en cuenta es que hay muchos otros alimentos que tiene más vitamina C que las naranjas y cítricos. Cómo por ejemplo:

Fuente Vitamina C (mg/100 g)
Ciruela kakadu 3.100
Camu camu 2.800
Escaramujo 2.000
Acerola 1.600
Guayaba 300
Grosella negra 200
Pimiento rojo 190
Perejil 130
Kiwi 90
Brócoli 80
Grosella 80
Coles de Bruselas 80
Caqui 60
Papaya 60
Fresa 60
Naranja 50
Limón 40
Melón 40
Coliflor 40
Pomelo 30
Frambuesa 30
Mandarina 30
Espinacas 30
Col cruda 30
Mango 28
Lima 20

<>

Lo que nos debería preocupar más de si darles o no naranja o cualquier otro cítrico es que la piel de los cítricos contiene un aceite que tiene un compuesto llamado d-limoneno que se ha demostrado que es cancerígeno en ratas macho. El d-limoneno y otros productos químicos que contienen los aceites de la piel de los cítricos se unen a una proteína natural llamada alpha2u-globulina que se encuentra sólo en los riñones de la rata macho. Esta proteína se acumula y causa cáncer.

Por ello, aunque deberían beber mucho zumo o comer mucha piel de naranja para que les causara cáncer, se recomienda no darles zumo de naranja ni de ningún cítrico (ya que el aceite de la piel de la naranja pasa al zumo cuando exprimimos la fruta) ni darles para comer la piel de ésta. El gajo de la naranja pelado, se les puede dar perfectamente.

CHOCOLATE


El chocolate es otro de esos alimentos controvertidos. La gran mayoría, por no decir todos, de los veterinarios se guían por lo que saben de los perros y los gatos en cuanto al chocolate. Además, está muy arraigado que el chocolate es tóxico (y mortal en grandes dosis) para perros y gatos (cosa cierta). Ya que no hay casi ningún estudio sobre los efectos del chocolate en las ratas, los veterinarios y la gente en general recomienda no darles chocolate.

Lo cierto es que hay una investigación que estudia los efectos tóxicos de la teobromina, que es el componente del chocolate que resulta tóxico para perros y gatos (Wang, Y, DP Walker. Toxicology Letters. (’94) 70 (2) :155-164. Friedman, L., MA Weinbergr, TM Farber, FM Moreland, EL Peters, GE Gilmore, Khan MA. J. Environmental Pathology and Toxicology. (’79) 2 (3) :687-706). En este estudio se muestra que a dosis muy elevadas de teobromina (500 mg. por kg. al día durante 5-7 días), el único efecto secundario que se observó en la salud de las ratas fue la esterilidad de las ratas macho, debido a daños en las células de los testículos. Incluso ratas gestantes alimentadas con altos niveles de polvo de cacao (del 5 al 7’5% de su dieta todos los días) no mostraron signos de toxicidad, ni tampoco sus crías, aunque estas fueron un poco más pequeñas de lo normal (Tarka, SM, Jr. Food and Chem Toxicology (’86) 24 (5) :375-382. Shively, CA, DM White, JL Blauch, SM Tarka Jr. Toxicology Letters. (’84) 20 (3) :325-329).

Además el chocolate dilata las vías respiratorias, haciéndoles respirar mejor a las ratas que tienen problemas en su sistema respiratorio. También, muchos dueños de ratas dicen que es un buen indicador del estado de salud de una rata: si le ofreces chocolate a una rata y no lo acepta… aunque no tenga ningún síntoma, acude a un veterinario, porque algo malo le ocurre.

Así que, si no les dabais chocolate a vuestras ratas porque lo considerabais tóxico para las ratas, ya podéis darles. Eso sí, hay que tener cuidado, por que aunque no sea tóxico, sí que contiene mucho azúcar.

a

NITRATOS, NITRITOS Y NITROSAMINAS

Nitratos y nitritos son compuestos ionicos que se encuentran en la naturaleza, formando parte del ciclo del nitrógeno.

En los suelos, los fertilizantes y vertidos residuales conteniendo nitrógeno orgánico son descompuestos para dar amonio, que a continuación es oxidado a nitrito y a nitrato. Parte de ese nitrato es absorbido por las plantas, que lo emplean en la síntesis de proteínas vegetales, pudiendo el resto pasar a las aguas subterráneas.

La principal preocupación derivada de la presencia de nitratos en los alimentos o el agua potable tiene dos motivos: por un lado, los efectos tóxicos producidos por un exceso de nitratos en la dieta; por otra parte, pueden causar la formación endógena de N-nitrosocompuestos, de efectos cancerígenos (como las nitrosaminas).

Los N-nitrosocompuestos son agentes teratógenos (capaces de causar defectos congénitos), mutágenos (capaces de alterar o  cambiar la información genética) y probables carcinógenos (capaces de producir cáncer), altamente peligrosos para la salud humana. Se originan como consecuencia de la reacción de las aminas secundarias con el ácido nitroso.

La formación endógena de N-nitrosocompuestos comienza cuando los nitratos son reducidos a nitritos por los microorganismos de la cavidad bucal y estos nitritos se transforman después en óxido nítrico en el estómago debido a las condiciones allí existentes.

Los riesgos más importantes derivados de nitratos y nitritos son dos:

  1. Aumento de metahemoglobina. La toxicidad del nitrato en humanos se debe principalmente a que una vez reabsorbido ejerce en el organismo la misma acción que sobre la carne conservada, es decir, transforma la hemoglobina en metahemoglobina, pudiendo producir cianosis (coloración azulada de la piel por la disminución del contenido de oxígeno en sangre).
  2. Formación de nitrosaminas en adultos. La mayoría de los compuestos N-nitrosos de interés en toxicología alimentaria son probables o posibles carcinógenos en humanos. En animales de experimentación son potentes carcinógenos, en todas las especies ensayadas.

La Ingesta Diaria Aceptable (IDA) de nitratos recomendada por la FAO/OMS es de 0-3’7 mg/kg de peso corporal. La IDA de nitritos está fijada en 0-0’06 mg/kg de peso corporal.

Tendencia de las hortalizas y verduras a acumular nitratos:

Elevada Media Baja
Espinaca Col roja Coles de bruselas
Acelga Coliflor Endibia
Repollo blanco Apio Cebollas tiernas
Lechuga Colinabo Cebolla
Hinojo Calabacín Judía verde
Remolacha Berenjena Pepino
Rábano Zanahoria Pimiento
Nabo Tomate

a

Consejos para reducir o mitigar el contenido de nitratos de los vegetales:

  • Quitar las hojas externas y más verdes de los vegetales más ricos en nitratos.
  • Lavar las hojas que vayamos a consumir una a una; así se elimina parte de los nitratos, ya que son compuestos muy solubles en agua. Después sécalas con un paño.
  • Para neutralizar gran parte de la ingestión de nitratos es eficaz seguir una dieta rica en vitamina C.
  • Evitar las hortalizas envasadas en plástico, ya que las bacterias que transforman los nitratos en nitritos se multiplican más rápidamente en lugares húmedos y no aireados.
  • Procura comer verduras de temporada, evitando las verduras de invernadero.
  • Si puede ser, compra verduras de cultivo ecológico. Estos cultivos no utilizan fertilizantes químicos, que aumentan el contenido en nitratos de los vegetales.

Todo esto no quiere decir que no se les puedan dar a las ratas los alimentos antes citados, lo único es que hay que dárselos con moderación.

a

OXALATOS

Se trata de sustancias incoloras, reductoras y tóxicas.

Son tóxicas debido a que en presencia de iones de calcio forman oxalato de calcio, una sal muy poco soluble. De esta manera, por una parte elimina el calcio como elemento esencial del organismo, y por otra parte se cristaliza formando un cálculo que puede obstaculizar los conductos renales.

Alimentos con alto contenido de oxalatos (>10 mg por 100 g de producto):

  • Judías verdes y amarillas
  • Remolacha (500 mg por 100 g)
  • Apio
  • Cebolleta
  • Diente de león
  • Berenjena
  • Escarola
  • Col
  • Puerro
  • Perejil (100 mg por 100 g)
  • Colinabo
  • Espinacas (600 mg por 100 g)
  • Berro
  • Frutos secos (187 mg por 100 g)

Todo esto no quiere decir que no se les puedan dar a las ratas los alimentos antes citados, lo único es que hay que dárselos con moderación.

a

SOLANÁCEAS (PATATA, TOMATE, BERENJENA)

La solanina es un glucoalcaloide tóxico de sabor amargo que se encuentra de modo natural en hojas, frutos y tubérculos de varias solanáceas, como la patata, el tomate y la berenjena. Se considera que su producción es una estrategia adaptativa de las plantas como mecanismo de defensa contra la herbivoría.

La intoxicación por solanina se caracteriza por alteraciones gastrointestinales (diarrea, vómitos, dolor abdominal) y neurológicas (alucinaciones, dolor de cabeza). La dosis tóxica es de aproximadamente 1’75 mg. por kilogramo de peso corporal, y la dosis letal es de 3 a 6 mg. por kilogramo de peso corporal. Los síntomas se manifiestan de 8 a 12 horas después de la ingesta.

Las variedades comerciales de patata tienen controlados los niveles de solanina, y la mayoría contienen menos de 0’2 mg./g. de solanina. Sin embargo, las patatas que han sido expuestas a la luz y han comenzado a enverdecerse pueden mostrar concentraciones de solanina de 1 mg./g., o mayores, pudiendo contener, una sola patata sin pelar, una dosis peligrosa de solanina.

Mucha de la solanina se concentra en la piel de la patata o justo debajo de esta. Se ha observado que las patatas peladas contienen de un 30% a un 80% menos de solanina que las patatas sin pelar.

Para eliminar la solanina de las patatas no es efectivo cocerlas y cocinarlas en el microondas puede reducir su contenido en un 15%. Friendo las patatas a una temperatura de 170 ºC se destruye por completo la solanina.

Otros alimentos que contienen solanina son los tomates y las berenjenas. En los tomates se encuentra en las hojas, el tallo y los frutos inmaduros, por lo que se deberán consumir sólo tomates bien madurados. En la berenjena se encuentra en toda la planta (hojas, tallo y fruto) por lo que deberemos cocinarla antes de consumirla, preferentemente frita, para que las altas temperaturas destruyan la solanina. Si no es posible freírla, es mejor no consumirla ni ofrecérsela a los animales.